“Hermosa amapola, aciano azul, salvia de todos los soles y todas vosotras, mis queridas plantas, espero haber sabido serviros como merecéis; deseo haber sido digno de vosotras”
Maurice Messegue